Andrés Calamaro - Web Oficial

Último momento

Blog

Inherent Anderson

Hace unos días vimos Inherent Vice, filme del siempre profundo (interesante y ambicioso, incluso genial) Thomas Anderson (si quieren jugamos al Anderson bueno, pero Tennebauns me gusto a rabiar) … Imposible no sentirse identificado con Doc Phoenix (máxime viendo este Chinatown caleidoscópico), un Marlowe Freak Brother que (porque no) hubiera interpretado Bogart en su tiempo (aunque el óscar al yonqui lo gano Sinatra con el brazo de oro), lejano y cercano. Hasta me reconcilie con ese coctel difícil de tragar que es The Master : un dueto de un hubbardiano Seymour y un inexplicable Joaquim insoportable y pajero … Habrá quien diga (no me corresponde) que este filme (basado en la novela de Pynchon) es el Birdman “bueno” … A propósito de lo cual les confieso que cuando Riggan Thompson interpela a la mujer que decidió destruir una reputación que parece difícil de remontar, me sentí identificado con todo el dialogo … Soy Birdman, tanto es así que ni me molesto en ponerle acentos (algunos si) al texto (que compartimos) … no soy erudito, progrese gracias al éxito popular, etc … También influye que volví de Colombia roto … viajamos con escala en Santiago, probamos sonido con calor y tocamos con frio … Volvimos en un avión helado (con escala en Santiago) … Estoy en mi semana de gripe y no tengo mi echinacea ni mis cuatro gramos de vitamina C … Ahora voy a publicar un libro, después de dos años de dudas y marcha-atrás-adelante … No puedo sostener que sea parte de la literatura, además incluyo algunos textos que podrían resultar en urticaria para distintos sectores puritanos de nuestra sociedad virtual … Ni se de que estamos hablando y no estamos hablando … Mi edad media ?
Tanto va el cántaro a la fuente que al final me rompo.

INHERENT

Livianos e Inutiles

Rechazan en duros términos denuncia de García Elorrio contra el músico Andrés Calamaro

Lo hizo el Juzgado Federal N° 3, a cargo del juez Hugo Vaca Narvaja, considerando que el cantante no incurrió en delito alguno al sugerir implícitamente la idea de fumar un porro, en el marco del Cosquín Rock. El magistrado calificó la denuncia de inútil y liviana, además de resaltar que la misma provocó gastos innecesarios a la Justicia.El juez federal Hugo Vaca Narvaja, a cargo del Juzgado N° 3, rechazó hoy en duros términos la denuncia por supuesta “apología del delito” contra el músico Andrés Calamaro, realizada por el legislador Aurelio García Elorrio y promovida a imputación por la fiscal Graciela López de Filoñuk, días después de que el músico sugiriera la idea de fumar un porro en el marco del Cosquín Rock, en febrero pasado.

Vaca Narvaja dijo que la acción de Calamaro no constituye delito alguno.”No se basta a sí misma porque, evidentemente, decir ‘que linda noche para…’ jamás puede constituir un delito. Se trata sólo de una manifestación apreciativa que deja un espacio abierto para que cualquiera pueda completarla de la manera que prefiera”, argumentó el magistrado.

“Que la conducta supuestamente desplegada por Andrés Calamaro no reviste la capacidad objetiva suficiente para superar el límite de la libertad de expresión y resulta atípica por tratarse de un mero despliegue artístico sin aptitud para promover de manera autónoma, clara y contundente el consumo de estupefacientes”, agrega el juez.

Además consideró que la denuncia fue liviana, inútil y que provocó un innecesario gasto de recursos.

Al recordar que el Tribunal Oral Federal Nº1 de La Plata absolvió a Calamaro de una denuncia similar en 1994, Vaca Narvaja expresó:n “Debo resaltar que aquella absolución debiera haber advertido tanto al denunciante como a la Sra. Fiscal de la liviandad e inutilidad de esta denuncia”.

La causa se había iniciado a instancia del legislador provincial Aurelio García Elorrio y la fiscal Graciela López de Filoñuk había promovido acción penal contra el músico por supuesta “apología del delito”.

Ahora, el juez federal Nº3 Hugo Vaca Narvaja rechazó la imputación y resolvió “rechazar el requerimiento fiscal de instrucción (…) por no constituir delito el accionar objeto del mismo”. Incluso la rechazó en duros términos: consideró que se tratataba de una denuncia liviana e inútil, que había provocado un “inútil dispendio” de los recursos de la Justicia.

El magistrado remarcó “que la conducta supuestamente desplegada por Andrés Calamaro no reviste la capacidad objetiva suficiente para superar el límite de la libertad de expresión y  resulta atípica por tratarse de un mero despliegue artístico sin aptitud para promover de manera autónoma, clara  y contundente el consumo de estupefacientes”.

El juez dijo que en vez de invertir “horas-hombre” para resolver sobre un planteo como el formuluado contra el músico, esa inversión debería ser destinada “a una efectiva persecución de quienes lucran con el comercio de estupefacientes y no a quienes viven su vida en libertad, dicen lo que piensan y contribuyen con su arte a las arcas culturales de la Nación y a generar debates que incentivan el intercambio de ideas y de información“.

calamaro
.